Escorts en CDMX - Escorts en DF - Escorts con Servicios Garantizados - Informes y Reservaciónes Celular y WhastApp 044 5538565481

¿Que es una Escort?

QUE ES UNA ESCORT?
Este es un reportaje realizado hace 1 año por el priodico Milenio.
.....................
Escorts: compañías de alquiler
El otro medio para contratar escorts es internet, donde varias páginas y links, contenidos dentro de las mismas.

Cada vez es mayor la oferta de servicios de acompañantes, masajistas y sexoservidoras que se puede encontrar en diversos medios de comunicación impresos, en las secciones de empleos generalmente con el nombre de “Masajes”. Pero es en internet donde las posibilidades son cuantiosas; más de 25 páginas de internet mexicanas ofrecen los servicios de escorts y strippers, tanto para hombres como para mujeres.
Por lo general, los clientes son ejecutivos que desean relajarse, tener compañía para alguna fiesta o simplemente alguien con quien platicar; y definitivamente el alquiler no es nada económico.

Aunque no existe una tarifa fija en este negocio, los precios oscilan entre los mil y tres mil 500 pesos la hora, dependiendo del servicio proporcionado y el estatus o apariencia de la o el acompañante.

Sin embargo, a esto se suma una cantidad adicional por servicios extra, tales como llevar a cabo las fantasías del cliente o practicar sexo anal, que puede incrementar 500 pesos más el precio.

Una de las ventajas de ser “cliente frecuente” es que tienen una tarifa de descuento para citas de 3 a 5 horas y de toda la noche, lo cual cuesta entre 4 mil y 10 mil pesos.
Social Only o Full Service
El escort (en inglés, escolta) es una persona, no importa el sexo ni la edad, que ofrece un servicio profesional como acompañante y que puede eventualmente brindar servicios sexuales, previo acuerdo entre ambas partes. Existen dos tipos de acompañantes: Social Only, que únicamente ofrecen su compañía en reuniones o fiestas, y Full Service, que incluye relaciones sexuales.

En la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara se concentra la mayoría de los escorts, aunque también se extiende a entidades de la república como Cancún, Durango, Taxco, Puebla, Celaya, Cuernavaca y Pachuca, entre otras ciudades.

Por lo general estas personas ofrecen sus servicios en los diarios, en las páginas de clasificados, como Varios y Masajes, aunque no utilizan el nombre de escort.

En estos tratos no hay ninguna garantía de que se respetará lo convenido. No habrá a quién reclamar ni se le devolverá el dinero si el escort contratado no corresponde a la fotografía con la que se había identificado –abundan los casos de fraude– o si el trato fue frío, distante y no se cumplió con la expectativa generada. Las propias páginas de internet donde los acompañantes se anuncian, no se hacen responsables si el cliente no queda satisfecho por el servicio, puesto que no cobran comisión alguna a los acompañantes.

El otro medio para contratar escorts es internet, donde varias páginas y links, contenidos dentro de las mismas, ofrecen al visitante una amplia gama de acompañantes, según gustos, preferencias, precios y servicio. Incluso existen diversos foros de conversación dentro de internet, donde generalmente hombres comparten puntos de vista sobre el servicio, el precio y recomiendan o no a alguna de las escorts que han ofrecido sus servicios.

Debido a que no existe una regulación sobre este servicio por parte de instancias oficiales, no es posible encontrar información en fuentes como la Secretaría de Salud, Conasida o Censida, e incluso en algunas dependencias se desconoce la existencia de este servicio, por lo que este negocio no cuenta con una estadística o referencia oficial, pero es definitivo que su ascenso es cada vez mayor.

Ayuda para estudios
“Rodrigo” tiene menos de dos años trabajando como acompañante. Se enteró de este negocio en conversaciones con amigos, cuando buscaba ingresos alternos para pagar sus estudios de posgrado, ya que la beca otorgada no le resultaba suficiente. Una de las cosas que aclaró fue que es un mito el que esta actividad reporte grandes ingresos.
“Se deben considerar dos cosas principalmente cuando nos llaman para un trabajo: el tipo de servicio y las personas a quienes se le proporciona el mismo”, dijo, y aclaró que no da servicio a homosexuales, pues buscan un servicio “más personalizado”, comprometiendo una relación íntima.

Rodrigo explicó que hay una gran diferencia entre un escort y sexoservidor, ya que el primero es un servicio de acompañante para reuniones, convenciones o simplemente para hacer compañía a otra persona que se sienta sola o aburrida.
“Los sexoservidores llevan en el nombre su actividad primordial”, y aclara que en ningún momento la considera una actividad denigrante, pero que el servicio de un acompañante es mucho más completo.

Además, al no ser controlado por una agencia o persona diferente al mismo escort, el trabajo es independiente y según las propias necesidades. “En mi caso, puedo asistir tanto a una reunión ejecutiva como a una convención de negocios, ya que cuento con elementos para poder desenvolverme sin mayor problema, incluso hablo inglés, italiano y un poco de ruso”, asegura Rodrigo. Acerca de sus experiencias como acompañante, resume: “A veces terminamos siendo personas en las que otras depositen ciertas dosis de confianza y asumimos el rol de confidentes o cómplices”.

Adicta a las fiestas
Para “Alejandra”, ser escort es simplemente un trabajo que le deja buenas ganancias y la oportunidad de conocer a mucha gente, ya que se define “adicta a las fiestas y a la diversión”. Con apenas poco más de un año de experiencia como acompañante, se considera una mujer afortunada, pues ha podido salir de una mala situación económica en la que se encontraba, y ahora “me puedo dar mis pequeños lujos”, enfatiza.
“Realizo un trabajo muy diferente a las sexoservidoras, pues cuento con estudios y puedo llevar una plática agradable con cualquier persona, ya que no todos los hombres quieren sexo, a veces sólo una agradable compañía, algo que yo les puedo proporcionar sin problema alguno”, comenta.

Otra ventaja que ve Alejandra es que no tiene que dar ningún porcentaje de su sueldo a terceras personas, ni siquiera a las páginas de internet en donde está su anuncio, ya que son gratuitas. El único problema que Alejandra encuentra es que ha crecido considerablemente el número de mujeres de otros países, principalmente de Argentina y Costa Rica, que ofrecen el mismo servicio que las mexicanas, pero “por el malinchismo, el mexicano prefiere contratar a una chica de Argentina o de Sudamérica para tener un encuentro”. Sin embargo, no se siente decepcionada y cree firmemente que las mexicanas son las mujeres más “cachondas, de buen cuerpo y muy inteligentes”, finaliza.

La Pastilla para el Amor más Potente, el Viagra Natural ya está en México - Click en la imágen

Powerman Vigorizante Masculino

 

 
 

Escorts, Escorts en CDMX, Escorts Independientes, Escorts Garantizadas, Escorts en DF, Escorts con fotos reales

Escorts, Escorts en CDMX, Escorts Independientes, Escorts Garantizadas, Escorts en DF, Escorts con fotos reales